Control de peso: ¿Para qué?

¿Porqué es tan importante el control de peso?

Control de peso: para qué?

Comer en exceso, la desnutrición o la falta de actividad física son factores que influyen en la ganancia o pérdida de peso, y es importante mantener un adecuado control y mantenimiento del peso en este sentido para evitar problemas de salud.

Al monitorear continuamente el equilibrio del peso corporal y el gasto de energía, se pueden evitar enfermedades como el azúcar en la sangre, el colesterol, la presión arterial, etc. Gracias al Departamento de Medicina Aplicada y Ciencias del Deporte por la información que te explicamos a continuación.

Estrategias de mantenimiento de peso

Estrategias de Control de peso

Estrategias de Control del Peso Corporal

Si aumenta al menos una libra, su ingesta diaria de alimentos debe reducirse un poco. Muchas veces, el aumento de peso puede deberse a un mayor consumo de comida chatarra, dulces, frituras, azúcar y alimentos azucarados. Si este es el caso, deberíamos empezar a reducir y limitar estos consumos.

Si no comemos estos alimentos, debemos reducir la ingesta total de alimentos del día. Pero para eso, lo mejor es consultar a un nutricionista y obtener asesoramiento.

Si ha perdido al menos 1 libra y no está participando en un programa de pérdida de peso supervisado, debe aumentar su ingesta diaria de alimentos. Asimismo, debes consultar con un nutricionista para que te proporcione un plan personalizado y te ayude a ganar o mantener tu peso.

La importancia del control del peso

Cuando no se puede analizar la composición corporal (masa grasa y masa muscular), la monitorización del peso puede darnos una idea de si se está consumiendo la cantidad adecuada de calorías (alimentos), especialmente en muchas cargas de entrenamiento que se reducen de forma significativa.

Para ello, es importante analizar las implicaciones del balance energético.

Balance de energía:

Cuando consumes la misma cantidad de energía o alimentos que consumes durante el día, estarás en equilibrio energético y tu peso seguirá siendo el mismo.

Si consumes más energía o alimentos de los que consumes durante el día, estarás en un balance energético positivo y subirás de peso.

Si consumes menos energía o alimentos de los que consumes durante el día, estarás en un balance energético negativo y perderás peso.

¿Qué es el control de peso?

El control del peso es una estrategia para mantenerse saludable y prevenir futuras enfermedades. Se aplica regularmente a personas que ya tienen algún tipo de enfermedad crónica. Sin embargo, se realiza mayoritariamente en personas que necesitan adelgazar o aumentar de peso, en etapas de crecimiento y en casos de trastornos alimentarios.

Alcanzar un peso saludable ayuda a controlar el colesterol, la presión arterial y el azúcar en la sangre. También puede ayudar a prevenir enfermedades relacionadas con el peso (enfermedades cardíacas, diabetes, artritis y ciertos tipos de cáncer).

Además, comer demasiado o no hacer suficiente actividad física puede provocar un aumento de peso. Para mantener un peso adecuado, las calorías ingeridas deben ser iguales a la energía gastada, y para perder peso, la ingesta de calorías debe ser menor que la que gasta la persona.

¿Por qué se realiza el control de peso?

Se realiza para controlar los kilos que pesa una persona y mantener sano el organismo, acorde a los valores recomendados. Es especialmente importante en pacientes con enfermedades crónicas (diabetes, hipertensión, hipercolesterolemia u obesidad), pero también en pacientes que necesitan adelgazar y en aquellos que necesitan, por el contrario, engordar.

Por otra parte, también es útil para valorar y controlar el crecimiento en la etapa infantil, si es necesario estudiar si hay una ingesta adecuada de nutrientes. Además, también se indica realizar el control de peso en casos de trastornos alimenticios como la anorexia o la bulimia, y para la correcta recuperación tras enfermedades e intervenciones quirúrgicas.

¿En qué consiste el control de peso?

Consiste en una serie de métodos y procedimientos para evaluar la correcta ingesta de alimentos por parte del individuo. Así, las dietas de control de peso no solo deben centrarse en el consumo calórico y la pérdida de peso, sino en mantener una dieta equilibrada sin carencias nutricionales. En este sentido el especialista recomendará realizar 5 comidas diarias, beber agua, evitar algunos alimentos no saludables, etc.

El objetivo de los tratamientos de control de peso es readaptar los hábitos nutricionales para que el paciente consiga un peso adecuado desde un punto de vista sanitario y estético. Todo tratamiento de control de peso debe ser personalizado para promover adaptaciones metabólicas manteniendo resultados en el tiempo, así como transmitir un aprendizaje al paciente que le sirva para no volver a tener fluctuaciones en el peso.

Así, aunque actualmente muchas dietas se basen en la restricción de calorías, la regulación del peso debe estar influida no tanto por la cantidad sino por la distribución de la ingesta durante el día.

Preparación para el control de peso

Prepárate para la mejor calidad de vida haciendo cambios pequeños y significativos

En primer lugar, cabe señalar que si un paciente tiene previsto iniciar un programa de adelgazamiento o de control de peso, debe consultar a su especialista para que valore su peso y los posibles riesgos para su salud, determine la necesidad real de paciencia del paciente (si necesita perder peso, ganarlo, etc.), que pueden ayudarlo a tomar una decisión informada.

Nuevamente, antes de embarcarse en cualquier tratamiento de control de peso, es importante considerar:

  • La motivación es fundamental a la hora de iniciar la terapia nutricional.
  • Los objetivos fijados deben ser razonables: el peso ideal es aquel que redunda en una mejor calidad de vida y más saludable para el paciente.
  • La pérdida de peso debe ser paulatina y decidida, evitando grandes vaivenes. Mantener la pérdida de peso a lo largo del tiempo puede ayudar a reducir los depósitos de grasa, limitar la pérdida de proteínas y prevenir una caída en la tasa metabólica basal.
  • La dieta debe ser equilibrada, no provocando una deficiencia de micronutrientes, ya que puede perjudicar la salud del paciente.
  • La dieta debe ser variada, evitando platos monótonos que desmoralizarían al paciente y no traerían buenos resultados.

Cuidado posterior al tratamiento

El cuidado principal tras el tratamiento de control de peso es mantener unos buenos hábitos y hábitos alimentarios establecidos, que el paciente irá interiorizando con la ayuda de un dietista y dietista.

La obesidad es uno de los principales problemas de salud y nutrición en la sociedad actual. El exceso de grasa corporal está estrechamente relacionado con un mayor riesgo de padecer osteoporosis, cáncer o enfermedades gastrointestinales, respiratorias, cardiovasculares. Como tal, no es solo un problema cosmético, sino también de salud.

Un cambio total de vida

Entre nuestros clientes y amigos tenemos diversos testimonios que sugieren realmente un mejoramiento en la calidad de vida en las personas a niveles realmente extraordinarios. Te recomendar revisar los tratamientos ofrecidos por TLC y publicados en Vivir Joven y contactarnos en caso de que aparezcan inquietudes a resolver.

Te recomendamos revisar especialmente Iaso Tea y Resolution Fórmula 20.

Este sitio recomienda el uso de productos reconocidos y altamente confiables con la marca Total Life Changes.

Todos los comentarios son bien recibidos

Comentarios de Vivir Joven en Facebook